TEGUMI

 Patrick McCarthy

Tegumi es una expresión oriunda de  Okinawa, durante tiempo utilizado para identificar una forma plebeya de lucha, supuestamente dictada desde el siglo XII. El término se compone de dos caracteres chinos (kanji): 1 / te (mano / manos, o también el arte marcial o técnica) y 2 / kumi (ideograma con diferentes significados, en este caso se utiliza en el sentido de la reunión / luchar).

 Según la leyenda, esta forma de lucha fue generalizada en la sociedad de la isla desde la antigüedad y se convirtió en la práctica de un ritual dedicado a los dioses del cielo y de la tierra para pedir cosechas y abundante pesca, similar a lo que pasó con el sumo japonés.

 El tegumi, con su naturaleza como una práctica brutal era un ritual cultural, una verdadera prueba de coraje que, en sus inicios, marcó la transición a la edad adulta. Originalmente eran sólo unas pocas reglas de lo que ahora se llama sumo Okinawa. Se utiliza para intercambiar fuertes golpes con las manos y los pies, técnicas de estrangulamiento, controles, luxaciones y lucha en el suelo. Para hacer su práctica más segura se incluyeron normas de forma gradual y, en 1956, hasta las últimas reglas establecidas antes de la guerra se modificaron aún más con el fin de establecer las normas actualmente en vigor.

 Durante generaciones el festival Naminoue, Makishiugan, Obon, Kesha, y Shokon all'Onoyama Parque atrajeron a miles de espectadores ansiosos de presenciar la competencia brutal que vieron a los protagonistas, jóvenes atletas deseosos de recibir los más altos honores en tegumi. Se mantuvo la tradición popular en Okinawa hasta el período Taisho (1912-1926). Entre los karateka locales que participaron activamente en la tegumi se recorda a Kentsu Yabu (1863-1937), Hanashiro Chomo (1869-1945), Chotoku Kyan (1870-1945) y Aragaki Ankichi (1899-1929) (Nagamine, 1991). El tegumi también se integró en la interpretación local (Toudi-jutsu) del kung fu chino, practicado vigorosamente en Okinawa en el Período del antiguo reino de Ryukyu.

 Aunque es difícil de imaginar hoy en día, el Uchinadi del siglo XIX, es decir, antes de la división en los estilos de karate, representó el proceso por el cual se hicieron y pusieron en práctica los principios de la verdadera defensa, más que el conjunto de prácticas rituales y normas que caracterizan el actual karate-do. Los ejercicios que incorporan medidas para atrapar,  agarrar y desvíar, utilizados para establecer y tomaron posiciones en tegumi ,vieja práctica escolar, se puso de moda entre los jóvenes practicantes del uchinadi del siglo XIX que trató de mejorar sus habilidades en los desafíos kakedamashi.

 Sintetizado con la practica a dos personas,  Uchinadi es continuamente mejorado con ejercicios relacionados introducidas por la provincia china de Fujian y el Sudeste Asiático. El Renzoku Geiko Tegumi (ejercicios que fluyen) se convirtió en un eslabón vital en la cadena de aprendizaje permanente teniendo como objetivo la aplicación de los principios de transmisión a través del kata. El famoso historiador de karate e ilustre profesor Hiroshi Kinjo destacó que estos ejercicios eran prácticamente desconocidos en la práctica deportiva característica del moderno karate-do japones, y que sólo algunos fragmentos se pasan en las escuelas actuales de Okinawa. Entre los muy pocos innovadores que sobresalieron en karate tegumi destaca la figura de Motobu Choki (1871-1944). Mientras trabajaba en la traducción del libro de Nagamine Shoshin, los grandes maestros del karate de Okinawa, me impresionó la afirmación del autor de que Motobu practicaba pocos kata, no  porque nadie quesiera enseñar, sino simplemente porque no era necesario estudiar muchos, todo lo contrario a la actual tendencia de acumulación sin sentido de muchos katas [Nagamine 1990].

 Iwai Tsukuo señala que "Moto estaba firmemente convencido de que cuando entendieron los principios fundamentales de defensa, todo lo que se necesitaba era la tegumi que apoyaban aplicaciones" [1989]. Muchos artistas marciales de la vieja escuela en Okinawa, se dieron cuenta de que ya en el período en que vivió Motobu Choki, el conocimiento de tegumi estaba disolviendo lentamente. Motobu solía decir de sus contemporáneos: "si usted no incluye tegumi ¿cómo van a entender el kata?" Kinjo Hiroshi me enseñó muchas de tegumi favorito Motobu. Esta empresa alegó que hombres como Kojo Taite (1837-1917), Aragaki Seisho (1840-1920), Xie Zhongxiang (1852-1930, también conocido como Ryu Ru Ko), Zhou Zihe (1874-1926), Miao Xing (1881 -1939), Wu Xianhui (1886-1940, también conocido como Gokenki), Tang Daiji (1887-1937), Higashionna Kanryo (1853-1917), Kiyoda Juhatsu (1886-1967) y Kambun Uechi (1877-1948) enseñó ejercicios dos personas en base a técnicas de enganche, empujando, golpeando, agarre y desvío que conforman el tegumi. Además, describió estos ejercicios como parte de un todo más grande, pero ciertamente doloroso en la práctica que, además de heridas superficiales lleva a la comprensión de los secretos mejor protegidos y más ignorados por el Karate moderno.

 Diez años de investigación intensiva en Japón, China y el sudeste de Asia me han permitido experimentar con una gran variedad de ejercicios para dos personas, con miras a desarrollar y a comprender las aplicaciones de las técnicas defensivas. Con base en los resultados de esta investigación comparativa y la combinación con la falta de prácticas relacionadas con Okinawa, he hecho varias deducciones importantes de por qué se ha producido una pérdida gradual de tegumi en la práctica del karate-do. En particular, las tres razones principales por las cuales se dispersa sus conocimientos son: 

  1. Pasar de la educación privada a la enseñanza masiva;

  2. Crecimiento exponencial del militarismo en Japón de la época;

  3. Necesitar crear un arte moderno para las generaciones futuras.

 Itosu Anko

 Antes de la llegada de la campaña de modernización de la práctica de karate, iniciado por Itosu Anko (1832-1915), el Toudi-jutsu, así como los estilos chinos de la que había evolucionado, utilizan una formación práctica vigorosa a dos personas que se conectan al principales instrumentos de impacto con varios métodos para la transferencia de energía cinética a las aplicaciones relacionadas con la defensa.

 Sin embargo, después de la modernización de karate por Itosu, se perdieron debido a que los fines y objetivos de la formación se han cambiado radicalmente este tipo de prácticas.

 El Toudi-jutsu se enseña generalmente en privado, la mayoría de los profesores tenían muy pocos alumnos, a menudo sólo uno ya veces ninguno. Esta es una de las razones por las cuales algunos secretos fueron enterrados con sus dueños.

 La enseñanza de "uno a uno" siempre y cuando el tiempo y la atención personal necesaria para comprender plenamente los katas y ejercicios a dos personas relacionadas con ellos. Un lujo de este tipo no era capaz de jugar durante las sesiones de formación dirigidas a los grandes grupos que Itosu había introducido en el sistema escolar. Más bien, era el kata para convertirse en la principal fuente de estudio, ya que se podía hacer por muchos estudiantes, dirigidos por un solo profesor. La cantidad compromete la calidad, pero al mismo tiempo hizo la oferta formativa a las masas y esto les permite difundir y popularizar la nueva práctica.

 Los propósitos militares

 La transformación de Toudi-jutsu de un arte oscuro de legítima defensa, la reformulación de su práctica y sus efectos y la introducción en el sistema de escuelas públicas de Okinawa produjo un nuevo propósito para su uso. La formación en el "moderno" Toudi-jutsu, que hizo hincapié en la aptitud y el desarrollo del carácter físico, se convirtió en una herramienta para preparar a los jóvenes para el servicio militar obligatorio por un período de dos años.

 Si existen dudas acerca de por qué Itosu ha modernizado la práctica de Toudi-jutsu, es suficiente para leer su carta de octubre de 1908 a la consejera de Educación y el Departamento de Guerra. En el texto, entre otras cosas, escribió:

 No olvidemos lo que dijo el duque de Wellington después de que derrotó el emperador Napoleón: "La victoria de hoy tiene sus raíces en la disciplina aprendida en los patios traseros de Eton ..."

 Karate se puede propagar en todo el país y más allá para dar beneficios a la población en general también puede ser un gran activo para nuestras fuerzas armadas.

 La propaganda de la Dai Nippon Butokukai en el período anterior a la Segunda Guerra Mundial, con el apoyo de las oficinas del gobierno, alegó que el budo (de la que se convirtió oficialmente en parte de karate en diciembre de 1933) era "el camino" a través del cual los hombres ordinarios adquieren un valor extraordinario.

 El arte moderno para una nueva generación.

La idea ecléctica de Itosu puso el fundamento sobre el cual formó una nueva generación de expertos en karate.

 Durante la primera introducción en el territorio japonés, el Toudi-jutsu sufrió otra metamorfosis. Introducido en un momento de militarización radical e intensa, el karate-jutsu, el nombre por el cual era una tradición generalizada reinterpretado, fue profundamente influenciado por el kendo y judo.

 En retrospectiva, es ampliamente reconocido que la adopción del fenómeno de Shobu ippon kumite ha revolucionado tanto la práctica como los objetivos de karate.

 El sistema de evaluación en un momento dado fue enérgicamente extendido tanto en post-Edo Japón tanto en kendo como en el judo como una herramienta para juzgar los encuentros.

 Preservado y promovido tanto en Japón de la posguerra, el kumite Shobu Ippon y las prácticas correspondientes que siguieron se mantuvieron y mejoraron.

 Vigorosamente practicado como una actividad competitiva en el bukatsu (clubes deportivos) de las universidades más grandes de las regiones centrales de Kanto y Kansai, el karate se hizo inmensamente popular.

 A pesar de algunas peculiaridades físicas y sociales claras (que de alguna manera reflejan el contexto cultural específico), la mayoría de los estilos de Okinawa destacan hoy la inevitable influencia del karate japonés. Las prácticas de formación típica y bunkaijutsu (análisis de las aplicaciones del kata) que caracterizan a estas escuelas reflejan los propósitos y objetivos de regulación competitiva que se encuentran comúnmente en la madre patria, 

el esfuerzo colectivo para promover el Karate como un deporte tuvo como consecuencia el desarrollo de métodos formación dirigida exclusivamente a fines competitivos. Por otra parte, la definición de normas nacionales hizo aún más fácil de promover el deporte como una tradición, recordando las diferentes facciones con el fin de probar la técnica y el espíritu en el contexto de los eventos deportivos.

 Con el apoyo de métodos que reflejan únicamente los objetivos y reglamentos deportivos competitivos, el Karate moderno entrena (lo que ahora se conoce comúnmente y erróneamente como "karate tradicional") nunca ha atendido adecuadamente  explorar los verdaderos temas defensivos reales presentes en el  kata original.

 Después de todo, ¿por qué estudiar cómo traumatizar una extremidad, hundiendo sus dedos en el ojo, torcer una articulación o impedir el acceso de aire a los pulmones si el único objetivo es ganar una competición con un punto de ventaja o ganar una forma mejor física? 

Por la misma razón que sentido tendría enseñarle a alguien una esquemática técnica con las normas de un Reglamento, si el objetivo final es usarlo en una zona sin reglas?

 Kinjo Hiroshi escribió (1989) que desde que Japón había salido del feudalismo a la sociedad moderna tenía poca necesidad de perseguir el propósito original para el cual fue creado originalmente el karate. Es comprensible que las prácticas que cultivan tal brutalidad se volvieran obsoletas a raíz de un entretenimiento cultural moderna que perseguía la aptitud física, el desarrollo del carácter y la armonía social .

 Reconocer los principios comunes.

Hay una similitud compartida entre las técnicas defensivas y aplicaciones en la plétora de tradiciones defensivas con las manos vacías desarrolladas en Asia. ¿Cómo y por qué es posible que las técnicas defensivas y aplicaciones son prácticamente idénticas en las diferentes regiones en que los instrumentos (kata), a través del cual se difunde son en realidad muy diferente?

 Las fuerzas antropológicas han influido profundamente en la evolución de los rituales y las tradiciones humanas. Los diferentes usos, lenguas, costumbres, el clima, las ideologías sociales y creencias espirituales han influido en el crecimiento y la dirección de las prácticas rituales tales como, por ejemplo, las tradiciones de la defensa propia.

 China, Japón y Corea tienen una profunda influencia en Okinawa. Una inscripción en una campana construida en 1485 y destinado a Castillo de Shuri dice lo siguiente:

  " El Reino de Ryukyu es un lugar de gran belleza en el Océano Austral. Aquí se recogen los tesoros de tres países: Corea, Japón y Gran Ming. Sus barcos navegan entre diez mil y los países están llenos de cosas maravillosas que tienen que ser visto en cualquier lugar. " 

 La posición única de Okinawa, con su proximidad geográfica a China, Japón y Corea, así como al sudeste de Asia, con una tradición en el comercio y la historia de las relaciones diplomáticas con estos países, dio a su pueblo, el Uchinanchu , la oportunidad de una intensa interacción cultural. 

No hay duda de que este tipo de comunicación entre las diferentes culturas también han fortalecido las tradiciones defensivas "locales". Estas interacciones también explican el flujo constante de nuevos métodos que le permiten hacer las mismas cosas de muchas maneras diferentes.

Sin embargo, hay algunas verdades universales en aplicaciones de defensa, independientemente del estilo o auto política: un tiro es un tiro, una patada es una patada, una articulación se flexiona siempre de la misma manera, sin aire se pierde el conociemiento y el dolor nos hace a todos iguales .

 A lo largo de la historia y en todas las culturas siempre ha sido la estructura humana y sus funciones la que determina qué técnicas de autodefensa con las manos vacías son más efectivas en la prevención del rendimiento físico. Después de todo  prevenir que un atacante ataque siempre ha sido el objetivo desapasopmadp de auto-defensa.

 Con un buen conocimiento de la anatomía humana, es más fácil  entender las causas y efectos de generar respuestas predeterminadas. Tales respuestas son vitales en el proceso defensivo. Se utilizan por ejemplo para crear vulnerabilidad anatómica que puede ser explotada físicamente antes de determinar qué principios defensivos son más apropiados. Las circunstancias siempre determinan qué herramientas debe utilizar. Sin embargo, sin el reconocimiento de la premisa original en el que se ha desarrollado el arte de la defensa propia, no se puede entender completamente o apreciar los principios de aplicación correspondientes.

 Contrariamente a la creencia popular, los métodos defensivos con las manos vacías desarrollados dentro de los confines de santuarios espirituales monasterios de China no estaban destinados a ser utilizados contra luchadores profesionales o en contra de los guerreros en el campo de batalla. Esto no quiere decir que  también podrían ser utilizadas en estas áreas, sino que su objetivo principal era neutralizar esos actos de violencia física que plagaron la sociedad china de la época y resultaron ser más eficaces contra los que tenían poco o ningún conocimiento de estas tácticas defensivas.

 Imagina ser agarrado por alguien. En el momento exacto que eres agarrado, escupe en la cara al atacante (creando una distracción momentánea) y golpee con la parte posterior de su mano los genitales (lo que le hace inclinarse hacia adelante). Golpee  inmediatamente la arteria radial en la muñeca, en el lado del pulgar, sabiendo que cada arteria tiene su propio paquete neuro vascular que, cuando se estimula con la dirección correcta, el ángulo y la intensidad, causa dolor y produce una reacción predeterminada. La reacción correspondiente crea una vulnerabilidad anatómica predeterminada. Atacar el objetivo mencionado anteriormente, una de las vulnerabilidades es crear debilitamiento temporal del agarre del agresor. Sabiendo de antemano qué se va a crear un puente agarrando la muñeca y  atacando el tríceps. Sabiendo que el tríceps tiene un complejo conjunto de estructuras neurológicas que incluyen el estiramiento y los receptores del dolor, es posible estimular esta área anatómica con el fin de evitar la continuación del ataque del agresore. Tal conocimiento es de vital importancia en el estudio del Karate-do. Basta con tomar nota del contenido del Bubishi para averiguar que los fundadores habian puesto gran énfasis en este tipo de estudios.

 A través de generaciones de observaciones empíricas, los monjes espirituales Shaolin se dieron cuenta de que era posible controlar el ego humano, pero era muy difícil controlar la violencia física. Por esta razón, se ha desarrollado el cuerpo de la filosofía moral que rige el comportamiento de aquellos que dominan la aplicación brutal de estas artes, con el fin de reforzar su compromiso en el apoyo y fomentar los valores morales de la sesión de ejercicios. La práctica también se fortaleció aún más por las prácticas introspectivas que le permiten descubrir y dominar la fuente de las debilidades humanas.

 Esto es lo que comúnmente se conoce cuando se habla de los aspectos físicos, mentales y espirituales de Karate-do.

 Debido a qué los ejercicios de dos personas?

 Para ayudar a eliminar los estereotipos culturales y establecer una base común sobre la que considerar mi hipótesis, yo sustituiría la palabra "kata" (etiquetas nativas y otros cuando sea posible) con el término "paradigma defensivo ". Espero que esto le ayudará al lector a desviar la atención de los sesgos que puedan derivarse del uso de la terminología foco cultural a propósito y las prácticas asociadas a estos paradigmas.

 Los paradigmas defensivos generalizados en casi todas las artes marciales asiáticas, son rituales universales a través del cual podemos abordar en actos de seguridad relativas de la violencia física. El movimiento de las piernas y el cuerpo, la conexión de las herramientas fundamentales de impacto con los métodos correspondientes para la transferencia de energía cinética, promueve la movilidad necesaria para gestionar la confrontación física y el acceso a áreas de compromiso crítico. Los temas defensivos presentes en estos paradigmas son: la torsión de los huesos, la separación de los tendones de la médula, luxaciones, proyecciones, estrangulamiento y sofocación, contra-técnicas, derribos, lucha en el suelo y las formas de impacto en zonas anatómicamente vulnerables, así como las presiones sobre las áreas. del cuerpo no protegidas por la estructura del esqueleto. Haciendo referencia a la anatomía humana y sus funciones, los temas defensivos se pueden dividir en cuatro categorías: 

  1. Técnicas de contención (es decir, los métodos destinados a prevenir el movimiento para prevenir los ataques continuados);

     

  2. Técnicas que resultan en la detención neurológica (ataques del sistema nervioso para inmovilizar temporalmente al agresor);

  3. Técnicas de ataque para el sistema respiratorio (con  el propósito de perder el sentido del agresor bloqueando el flujo de aire a los pulmones);

  4. Técnicas de impacto traumático (con el fin de paralizar temporalmente el agresor que impida el ejercicio  motor).

 La tradición oriental a la defensiva y el sudeste de Asia hacen uso regular de un sinfín de capacitación técnica a dos personas con el fin de desarrollar las habilidades fundamentales en física y cognitiva. Estos ejercicios fueron originalmente creados sobre la base de la reproducción de los distintos actos de violencia física que asolaron la población.

 A pesar de las similitudes con otras prácticas orientales  en el sudeste de Asia, el tradicional y  defensivo budista y taoístas son ampliamente reconocidos como las fuentes originales de los que se han desarrollado este tipo de ejercicios.

 Durante una visita al monasterio de Shaolin en 1992 con Yiduan Li, Secretario General  Adjunto (ahora retirado) de la Asociación de Artes Marciales Fuzhou , tuve la oportunidad de hablar con Liang Yiquan un monje retirado entonces  a cargo del Departamento de Investigaciones  Históricas, me dio ideas muy interesantes.

 Los monjes de Shaolin, el legendario crisol en el que se sintetiza de forma continua una gran cantidad de prácticas esotéricas, habían analizado en detalle los actos habituales de violencia física en el curso de las generaciones. Habían desarrollado no menos de 36 respuestas defensivas diferentes, al menos 72 variantes de un total de 108 aplicaciones, presentado por la tradición original de LUOHAN Quanfa (Boxeo del  Puño del monje, Rakkan-Kenpo en japonés), cayeron en siete categorías, impartido a través de 18 paradigmas defensivas únicas: 

  1. defensas contra  técnicas habituales;

  2. defensas contra ataques lineales

  3. defensas contra  técnicas alternativas de brazo;

  4. defensas contra patadas técnicas;

  5. reacciones en contra de ser capturado;

  6. gestión de las circunstancias especiales;

  7. defensas contra combinaciones. 

 Los dieciocho paradigmas defensivos  que incluyen seis especialistas en golpear con técnicas de puño zonas anatómicamente vulnerables, el uso de las dos palmas, un experto en el uso de codos, hombros, rodillas y cabeza, los cuatro que hicieron  un amplio uso de las técnicas de pie y  pierna y el quinto  se centra en combate cuerpo a cuerpo.

 De este legado se ha desarrollado un repertorio interminable de ejercicios destinados a conectar a las personas a dos estrategias defensivas relacionadas con actos habituales de violencia física. A través de estas prácticas el estudiante puede aprender cómo manejar situaciones peligrosas en un entorno controlado, de modo que cada escenario podría ser reproducido y analizado en todas sus posibles variaciones y estudiar con relativa seguridad.

 Los ejercicios de dos personas fueron mejorados progresivamente durante el curso de varias generaciones, llegando a niveles cada vez más altos de eficacia. Pproporcionando también la base para el desarrollo de tegumi .

 No es de extrañar que los principios de las aplicaciones defensivas, siendo el producto de los monjes espirituales que conocía la tradición esotéricas de miles años, que fueron reforzados por un profundo conocimiento del cuerpo humano basado en las teorías del Yin y el Yang y los cinco elementos, la Medicina Tradicional China . Dirección, el ángulo y la intensidad de la transferencia de energía cinética ayudaron a forjar las aplicaciones defensivas y convertirlos en un arte específico.

 Tegumi Renzoku-geiko 

En Koryu Uchinadi los principios defensivos se transmiten de forma incremental mediante ejercicios llamados tegumi, con el fin de recrear los actos de violencia física, donde los kata se relacionan. Las aplicaciones principales de kihon waza ("técnicas básicas") se les enseña antes de estudiar las variaciones relacionadas con "cómo entrar" y continuar con el flujo de la acción. En bunkai-jutsu nos referimos a estas aplicaciones como omote o prescripción "superficie" antes de poder estudiar el ' ura ("detrás" en el sentido de esconderse de la superficie). Este estudio culmina en ' oyo (interpretación práctica), un proceso que no puede ser plenamente comprendido o apreciado sin dominar primero sus predecesores: omote y ura . Imagínese un estudiante de primaria en su intento por completar una misión de la escuela secundaria sin haber aprendido primero los principios básicos de la gramática necesarias para escribir el proyecto. Simplemente no sería posible.

 Siguiendo con esta analogía en el idioma, si el kihon-waza (los bloques de construcción de esta tradición) son las letras individuales del alfabeto, entonces el kata describe las estructuras gramaticales. Extendiendo la metáfora, el bunkai-jutsu ejemplifica el significado de frases y párrafos y tegumi (que enlazan con eficacia los fundamentos a las aplicaciones) ilustran el proceso vital de cambiar los verbos en el idioma. 

No matar al mensajero 

A menudo estamos tan enfocados en nuestros objetivos que rara vez prestan atención a las causas que nos impulsan a tomar ciertas decisiones. Cuando las metas son más importantes que los esfuerzos,  perdemos de vista el proceso,  el momento. La búsqueda es tan importante, si no más importante, el logro. La respuesta está en el viaje, no sólo el destino!

 Independientemente de las etiquetas que lo distinguen de sus orígenes culturales o por las firmas de identidad, tegumi es una práctica inseparable que une las técnicas básicas de las aplicaciones defensivas. A pesar de que puede tener poco uso en las competiciones, su práctica está simbióticamente ligado a los principios de aplicación de kata. 

Karate puede representar diferentes cosas para diferentes personas. Dependiendo de la finalidad que se puede ver como:

 1 alternativa al ejercicio convencional occidental, una actividad competitiva

 2 retador y regulada,

 3 una forma brillante de la defensa propia,

 4 arte caracterizado por la cultura única de la que ha desarrollado una afición

 5 un hooby , 

 6 ocupación.

 Sólo mediante la eliminación de la gran cantidad de verdades a medias, los campos de minas de proteccionismo y los laberintos de la incomprensión que han oscurecido la historia, principios morales, y los principios de aplicación originarios de karate, vamos a ser capaces de resolver su ambigüedad prolongada y determinar claramente su valor .

 Tal conocimiento es vital para el proceso de aprendizaje, sobre todo si están basadasen  las normas de enseñanza más armónicas.

 Conclusión

En este artículo se describe el karate-do como una tradicion defensiva interrelacionado por temas comunes, transmitido oralmente de generación en generación a través de rituales envueltos en estricto secreto llamado Kata. Introduje la teoría y la práctica de tegumi dar a conocer mi investigación personal con respecto a su redescubrimiento y la sistematización. También hablé sobre el valor de esta práctica y se me olvidó subrayar la necesidad de integrarlo como una práctica común para conectar el método de aplicación. 
Sin embargo, las luchas de poder, la política y las agendas personales a menudo han plagado la historia del karate.
 La poca evidencia histórica que queda parece estar obstaculizado por la sospecha de su autenticidad y exactitud. A menudo, los llamados líderes han manipulado los hechos históricos con el fin de servir a sus propios fines.

 ¿Qué es un estilo de karate, si no la interpretación individual de los principios universales defensivas aprendidas de una o más fuentes, y luego asimilado y reinterpretado en un sistema educativo estructurado gradualmente? A medida que cada persona interioriza nuevos conocimientos en el curso de la vida es un producto de última generación, así como el arte se convierte en un producto de sus vidas.

 En karate, los estilos se definen -ryu ha y, por definición, cada ryu-ha tiene un Soke (fundador). Si conocemos la historia del soke y las fuentes de las que aprendió el arte, el contexto cultural en el que se forjó su interpretación y el alcance de sus esfuerzos, entonces es posible entender los métodos de entrenamiento de su escuela.

De la misma manera que extrapola un matemático de los datos, un investigador trabaja hacia atrás según un esquema lógico para entender la evolución  moderna de sus aplicaciones prácticas que apoyan los objetivos de karate-do .

 Además de cómo las fuerzas antropológica han influido en el desarrollo de la práctica del karate, no debemos ignorar el efecto que ejerce el ego, por intereses políticos y la intolerancia en el crecimiento y la dirección de cada ryu-ha los programas de estudio en los cuales se basan sus enseñanzas.

 Usted puede imaginar lo que podría ser un ryu-ha si su soke no había comprendido plenamente la historia, la filosofía o principios de defensa de su arte?

 Patrick McCarthy 

Copyright © Patrick McCarthy
traducido por Cristóbal Miranda. 
Esta traducción ha sido expresamente autorizada por el autor (la reproducción de este texto se permite sólo con el consentimiento escrito del autor)